Casos #exitCreatic: Quantium Medical

La incorporación de nuevas tecnologías en el sector sanitario permite mejorar la gestión, la eficiencia y la sostenibilidad del sistema. Una de las empresas que desde hace años apuesta por esta línea de negocio es Quantium Medical, que se dedica a diseñar, producir y comercializar diferentes aplicaciones y métodos no invasivos para la monitorización médica del paciente. El responsable de CEO de la empresa Erik Weber Jensen, que nació y estudió en Dinamarca, explica el proceso de implantación de estos innovadores productos sanitarios en el mercado español.

Después de la entrega de los Premios Creatic del pasado jueves 19 de noviembre en el TecnoCampus, seguimos con una serie de entrevistas para dar a conocer diferentes emprendedores y emprendedoras que ganaron el premio en alguna edición.

¿Qué producto desarrolla exactamente vuestra empresa?
Nuestra principal línea de negocio es fabricar un monitor de la profundidad anestésica llamado qCON, un monitor único que mide el efecto hipnótico y el dolor del paciente. Es un producto que es excepcional, patentado y lo vendemos en todo el mundo, sobre todo en Asia tenemos un mercado bastante importante.

¿A qué tipo de clientes va dirigido?
Se utiliza para la anestesia general de aquellos pacientes que tienen que ser anestesiados durante una cirugía en un hospital. Es un producto al alcance tanto de los hospitales públicos como de los privados y actualmente ya se está utilizando en España y en Cataluña.

¿Qué ventajas tiene utilizar monitor de profundidad anestésica para el paciente?
El anestesiólogo, el médico que suministra los anestésicos, puede asegurar que el paciente recibirá la dosis adecuada ya que a veces si el paciente recibe una dosis demasiado grande después puede tener problemas, como por ejemplo una disfunción cognitiva. Por otro lado, nuestro producto también garantiza que el paciente no se despertará durante la intervención.

Dar la dosis exacta de anestesia y que el paciente no se despierte… ¿Cómo se consigue?
Nosotros medimos la señal electroencefalograma, es decir, la actividad cerebral del paciente a través de tres electrodos que colocamos en su frente. Esto es significativo ya que existe una diferencia entre el voltaje eléctrico que hay en el cerebro en estado despierto a cuando uno está anestesiado.

¿Quiénes son vuestros principales colaboradores?
Uno de los más importantes es la Universitat Politècnica de Catalunya, que nos facilitó el contacto con el Hospital Clínic en Barcelona. Estas dos colaboraciones son muy importantes para poder llevar a cabo ensayos clínicos y para estar en contacto con los profesionales del sector sanitario. También tenemos en Hong Kong (China) una conexión con el Prince of Wales Hospital, además de haber conseguido otros colaboradores en todo el mundo.

Quantium Medical ganó los Premios Creatic el 2011. ¿Qué significó para vosotros recibir este premio?
En primer lugar nos ayudó a sacar adelante el proyecto y tuvimos la oportunidad de aprovechar los servicios adheridos al premio, como el alquiler pagado dentro de la incubadora del TecnoCampus. Para cualquier ‘start-up’ el primer año siempre es difícil y por ese motivo los Premios Creatic significaron una ayuda muy importante para poder crecer como empresa y continuar aquí en el TecnoCampus.