El conseller d'Empresa i Coneixement inaugura el nuevo edificio universitario
El conseller d'Empresa y Coneixement, Jordi Baiget, ha inaugurado hoy un nuevo edificio del TecnoCampus destinado, en una primera fase, a la docencia universitaria y que, en fases posteriores, acogerá empresas del ámbito de la salud. La ampliación de las instalaciones es un hito para una institución que, desde el 2010, cuando se inauguró la sede actual, ha tenido un crecimiento continuado de estudiantes matriculados. La inauguración ha reunido unas 150 personas en una de las salas del nuevo edificio, y, además del conseller, han intervenido el alcalde de Mataró, David Bote; el rector de la Universitat Pompeu Fabra, Jaume Casals; y la presidenta de la Fundació TecnoCampus Mataró-Maresme, Dolors Guillén.
 
El nuevo edificio del TecnoCampus, denominado TCM6, ha supuesto una inversión próxima a un milión y medio de euros. Está situado en el pasaje de Adolf Comeron, a pocos metros del edificio principal del TecnoCampus, y consta de aulas, gimnasios y laboratorios. Se concentran allí la docencia y las prácticas de la Escuela Superior de Ciencias de la Salud, uno de los tres centros universitarios del TecnoCampus, que imparte los grados de Enfermería, Fisioterapia –que se inicia este curso- y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, además de dobles titulaciones de grado, posgrados y másteres.

Evolución a la alza

Desde el año 2010, el número de estudiantes que cursan estudios de grado y de posgrado en el TecnoCampus se ha multiplicado por dos. Concretamente, el curso 2011-2012 había 1.471 estudiantes matriculados. El curso pasado, la cifra llegó a los 2.915 estudiantes, y se calcula que este curso que acaba de empezar se superarán los 3.000 estudiantes. En este periodo se han desplegado grados, posgrados y másteres universitarios en los ámbitos de la logística, el marketing, los videojuegos, la enfermería, las ciencias de la actividad física y el deporte o la fisioterapia. Son nuevas titulaciones que se han añadido a las que se imparten desde hace más de tres décadas en Mataró –como las ingenierías o la administración de empresas-, y que han consolidado el proyecto universitario.

La Universitat Pompeu Fabra, a la cual están adscritos los centros universitarios del TecnoCampus, ha apoyado a este crecimiento, con el impulso a las propuestas de nuevas titulaciones. Además, a lo largo de estos seis años la Escuela Superior Politécnica del TecnoCampus, la única que originalmente estaba adscrita a la Universitat Politècnica de Catalunya, ha pasado a estar adscrita en la Universitat Pompeu Fabra. Se ha consolidado así un modelo de adscripción única, con tres centros adscritos, que convierte el TecnoCampus en el campus de la Universitat Pompeu Fabra en el norte de Barcelona.

Paralelamente al crecimiento y consolidación del área universitaria, el área de empresa y de apoyo a los emprendedores del TecnoCampus ha logrado la plena ocupación de los espacios destinados al alquiler para empresas. Un total de 120 compañías, que dan trabajo a 720 personas, ocupan las dos torres situadas junto al edificio universitario. Esto permite la relación continua entre la universidad y el mundo empresarial, uno de los echos singulares que identifican el TecnoCampus. Para superar la carencia de espacios actuales para empresas, en el nuevo edificio, ya en una segunda fase, está previsto que se puedan alojar compañías del ámbito de la salud y el bienestar.