Dos profesores del TecnoCampus crean un manual de diseño de videojuegos para el concurso escolar "Científics en joc"

Antonio José Planells y Daniel Candil, profesores del Grado en Diseño y Producción de Videojuegos, han sido los encargados de crear una guía sobre cómo crear un videojuego para la primera edición del "Concurs Escolar de Diseny de Videojocs Científics de Catalunya". El concurso está dirigido a maestros y alumnos de quinto y sexto de primaria y el objetivo es diseñar un videojuego inédito basado en un personaje, histórico o actual, de ámbito catalán que haya destacado en el campo de la ciencia, la medicina o la tecnología.

El funcionamiento del concurso sigue el manual de diseño de videojuegos que han creado los dos profesores de la Escuela Superior Politécnica del TecnoCampus. Antonio José Planells explica que el objetivo del manual es que sea una herramienta dinámica y útil para la creación de aventuras gráficas: “Más que un manual teórico, lo hemos enfocado como un texto que acompaña los alumnos en el proceso creativo y, por lo tanto, hemos adjuntado una plantilla de diseño a cada capítulo”. Como el objetivo es crear un videojuego centrado en la vida de un científico catalán, el juego tiene que tener un fuerte componente narrativo y una documentación previa sólida. En este sentido, el manual de diseño se centra en el género de aventuras gráficas, ya que es lo más adecuado a la hora de jugar desde una biografía de un personaje.

La primera edición del "Concurs Escolar de Diseny de Videojocs Científics" forma parte del concurso "Científics en joc", un proyecto liderado por la Dirección General de Investigación del Departamento de empresa y Conocimiento de la Generalitat y Eduscopi, entidad dedicada a la educación y divulgación científica y tecnológica.


Aprender jugando
El profesor Antonio José Planells considera que este tipo de concursos obliga a los estudiantes a realizar “una verdadera tarea de investigación para comprender el pasado y los éxitos de determinados científicos”. En este sentido, las tareas de buscar, filtrar y comprender fuentes documentales son claves para desarrollar el juego. También se trabajan otros aspectos relacionados con las dinámicas de grupo y las competencias de narrativa audiovisual e interactiva.

Según Planells, una de las tareas más complicadas para los estudiantes será vincular el diseño con el contenido que quieren explicar: “Conjugar la historia de un científico con la interactividad del usuario mediante el diseño de puzzles es un gran reto”. “Crear un juego es una actividad compleja y esencialmente cultural, razón por la cual tener una experiencia como usuario es sin ningún tipo de duda una gran ventaja”, concluye el profesor del Grado en Diseño y Producción de Videojuegos.