Entrevista a Marta Trillo, medalla de bronce en el Campeonato de Europa Universitario de golf

Marta Trillo Galindo, estudiante de tercero del Grado en Turismo y Gestión del Ocio en el TecnoCampus, ha ganado esta temporada los campeonatos universitarios de golf de Cataluña, ha logrado la medalla de plata en el torneo a nivel español y ha conseguido el bronce en el Europeo Universitario de Golf, celebrado hace casi dos meses en St.Gallen (Suiza).

¿Cómo llegaste al Campeonato de España Universitario de golf?
Primero jugué los campeonatos universitarios de golf de Cataluña en marzo, donde quedé en primera posición, y luego en abril competí en los españoles donde gané la medalla de plata. Desde un principio nunca creí que jugaría a nivel español u europeo y fue genial poder competir en los dos y representar a mi centro universitario, eso me daba un plus de motivación.

¿Qué preparación se requiere para competir en este tipo de campeonatos?
Normalmente cada tarde juego a golf una hora y después voy dos horas al gimnasio. Aunque no lo parezca, necesitas una buena preparación física para poder aguantar cinco horas, tiempo que suele durar una partida, y a veces también estamos con psicólogos deportivos de la federación española y catalana.

Hace aproximadamente un mes participaste en el Campeonato de Europa Universitario de golf. ¿Qué significó para ti participar en esta competición?
En el torneo europeo, donde hay mucho más nivel, pude participar gracias a quedar segunda en el español y finalmente conseguí la medalla de bronce, todo un logro. Participar en un torneo internacional te permite conocer gente de otros países, otras culturas y, además, puedes practicar inglés. 

¿Cuáles eran tus expectativas respeto este torneo?
Este año estaba entrenando mucho, jugando bastante bien y aunque no me lo esperaba, mi objetivo en el europeo era conseguir una medalla. También pensé que era una oportunidad para dar a conocer a otros deportistas que en la Pompeu Fabra y en el TecnoCampus puedes compaginar perfectamente el deporte con tus estudios.

Todos los deportistas suelen tener alguna manía u objeto que siempre llevan encima en sus competiciones. ¿Es también tu caso?
Sí, llevo en la bolsa de deporte una herradura de la suerte, me la compré en Sevilla, y de momento me está dando bastante buena suerte. También tenemos una especie de himno con mi padre que me motiva mucho antes de salir a jugar.

También me gustaría hablar un poco sobre tu afición por el golf…

¿De dónde viene tu pasión por el golf?
En mi familia siempre hemos estado todos muy deportistas. Cuando tenía tres años empecé a jugar a tenis y al lado del club donde jugaba construyeron un campo de golf. El primer año que lo probé no me gustó nada pero cuando volví a intentarlo y conseguí que la pelota volase le comenté a mi padre que quería dejar el tenis y jugar al golf, y ahora ya llevo diez años en este deporte.

¿Cuál es la principal ventaja de jugar dentro del ámbito universitario?
Sobre todo es una cuestión de motivación ya que estoy representando mi centro universitario y quiero intentar dejarlo en un buen lugar. Estoy muy contenta porque me están dando mucho apoyo y, además, por ser deportista de alto rendimiento me dan algunas facilidades, como poder cambiar algunos días de examen si estoy fuera compitiendo.

¿Es fácil compaginar el deporte con los estudios y tu vida social?
Siempre cuesta porque no es fácil saltarse una o dos semanas seguidas de clase. A menudo, me tengo que llevar la mochila con los apuntes a los torneos y hoteles y estudiar cuando termino de jugar. En relación a mi vida social, el deporte es muy importante en mi vida pero siempre acabas encontrando momentos para ver a tus amigos y amigas. Cuando te marcas unos objetivos tienes que conseguirlos y eso implica dedicarle todas las horas que sean necesarias.

¿Te has planteado dedicarte profesionalmente al golf?
Me lo he planteado aunque aún me queda acabar la carrera y luego en tres o cuatro años intentaría entrar en la categoría profesional, pero para eso tienes que tener un nivel muy alto como jugador. Si tuviera la oportunidad claro que me encantaría dedicarme a este deporte de manera profesional, en parte es mi vida, y sería increíble trabajar en el deporte que más me gusta.