Un graduado del TecnoCampus presenta CARONTE, un cortometraje con vocación internacional

Luís Tinoco es el responsable de Onirikal Studio, una empresa de animación 3D y VFX para cine y televisión creada por él mismo en Mataró. Con más de veinte años de experiencia en el ámbito de la animación 3D y los efectos visuales, actualmente se encuentra acabando CARONTE, su tercer cortometraje como director, y la primera producción cien por cien de Onirikal Studio. Luis, que se graduó en Ingeniería Informática de Gestión y Sistemas de Información por el TecnoCampus, nos explica en esta entrevista los principales detalles de CARONTE.

Creaste tu propio estudio hará alrededor de unos siete años, especializada en efectos visuales y animación 3D.¿Qué tipo de proyectos lleváis des del estudio?
Actualmente el 90% de proyectos que hacemos son para cine y televisión, y un 10% son trabajos relacionadas con el sector publicitario y videoclips, entre otros ámbitos. Por ejemplo, ahora hemos realizado los efectos visuales de la nueva serie de Telecinco Sé quién eres, que se emite en horario de máxima audiencia. También hemos trabajado en películas a nivel nacional e internacional, con productoras relevantes del sector del cine, como Free Scott (Ridley Scott), Participant Media, Filmax, Mediaset o Antena 3. Por otro lado, a nivel particular he trabajado en películas más grandes, como por ejemplo Interstellar. A día de hoy tenemos clientes prácticamente de todo el mundo, aunque es cierto que últimamente hacemos más producciones fuera que dentro de España.

Este año se estrena CARONTE, un cortometraje bastante significativo para el estudio. ¿Cómo empezó todo?
La idea surgió hace unos tres años, y la hemos ido desarrollando entre proyecto y proyecto. El plan era crear un cortometraje pequeñito en nuestros ratos libres, algo sencillo donde no se necesitara grandes inversiones y que pudiéramos hacerlo con nuestro propio equipo y hacer la postproducción desde el mismo estudio. El objetivo era crear un corto con una historia potente y un look muy propio y donde también se incluyera una carga muy importante de efectos visuales. En ese sentido, también es un proyecto que queremos que nos sirva como carta de presentación del estudio, y para mostrar lo que podemos hacer como productora.

¿Cuál es la historia?
Queríamos crear un contraste entre una historia de ciencia ficción y un drama minimalista. Por ese motivo, el corto explica dos historias, una de ciencia ficción puramente ochentera al estilo Star Wars i Star Trek, y una más minimalista sobre dos hermanos en la tierra, el aquí y el ahora. Las dos historias evolucionan en paralelo hasta el final, en el que se unen de la manera más inesperada.

Se trata de un cortometraje con vocación internacional. ¿Cuál ha sido el principal reto en ese sentido?
Cualquier persona que vea el corto seguramente pensará que el gran reto han sido los efectos visuales, pero en realidad esto es lo que hacemos en nuestro día a día. El gran reto ha sido la parte del rodaje. En primer lugar, todo el rodaje es en inglés porque queremos llegar al máximo número de personas posible, y a posibles productoras interesadas. Por ese motivo escogimos un elenco completamente internacional ya que no queríamos actores españoles que supiera hablar bien en inglés sino gente nativa. El proyecto se ha concebido desde el principio con carácter internacional, tanto en historia, como en look, como en la intención de distribución.

Esta semana habéis iniciado una campaña a través de la plataforma Verkami para recaudar fondos económicos para seguir ultimar los detalles del proyecto. ¿A qué se destinarán principalmente estas aportaciones?
Hay varios procesos importantes pendiente de acabarse y aspectos cruciales que mejorar. Y para eso necesitamos una inversión final que esperamos que llegue mediante el crowdfunding, porque nuestra productora se ha hecho cargo hasta la fecha del resto de gastos, y ahora mismo es incapaz de soportar económicamente esta recta final, crítica para la calidad final del proyecto.

Comentas que esta recta final es crucial para la calidad del proyecto. ¿En qué sentido?
Por ejemplo, el músico ha hecho una composición con base electrónica que ya funcionaria, pero que no deja de ser música sintetizada donde se imitan instrumentos. Parte del dinero servirá para grabar la música con una orquestra real, mejorando y realzando la increíble música del corto. Este crowdfunding también nos ayudará a finalizar temas de post producción, sonido y mezclas (que van a ser en Dolby Atmos). Por otro lado, queremos contratar un distribuidor profesional que nos mueva el corto por todo el mundo. El proyecto puede estar muy bien, pero si no tiene visibilidad, no existe. 

El TecnoCampus ha colaborado en el proyecto, ¿de qué manera?
La participación del TecnoCampus en CARONTE ha sido importante a lo largo del proyecto. Empezó cuando SERMAT nos dejó cámaras y materiales de iluminación para el inicio del rodaje, pero luego se ha visto implicado de muchas maneras, como por ejemplo con la implicación de graduados del TecnoCampus.

En el sector audiovisual es fundamental saber trabajar en equipo. A partir de tu experiencia, ¿Cuáles consideras que son las claves para que un equipo tenga éxito?
En el ámbito audiovisual es súper importante ser lo más desprendido y lo menos egoísta posible ya que sabes que el trabajo que estás haciendo nunca acabará en ti sino que se trata de una cadena. Se trata de una cadena híper artística en la que la persona se debe desprender de cualquier narcisismo desde el primer día. Por ese motivo, cuando una empresa de postproducción como la nuestra encuentra un equipo que se compenetra bien, donde sabemos todos los miembros saben cuáles son nuestros defectos y virtudes de cada uno, la mejor idea es saber conjugarnos para sacar el máximo partido.

A continuación, presentamos el tráiler de CARONTE: