La presentación del programa InnoEmprèn Printed Electronics despierta el interés de emprendedores y empresarios
Ante un público formado por una cincuentena de emprendedores y empresarios, el TecnoCampus y el centro tecnológico CETEMMSA, especializado en electrónica impresa (Printed Electronics), han presentado hoy el programa “InnoEmprèn PRINTED Electronics”, diseñado para  promover el emprendimiento en este ámbito. El programa consiste en la elección de cinco emprendedores de todos los que presenten proyectos empresariales basados en electrónica impresa para ayudarlos a poner en marcha su negocio.
 
El presidente de la Fundación TecnoCampus Mataró-Maresme y de CETEMMSA, Miquel Rey, ha apuntado, durante el acto celebrado en la antigua fábrica Fabra y Coats, que “el programa encaja perfectamente en la reindustrialización, que es un objetivo de país”. Rey ha añadido que el programa Innoemprèn ya tiene una trayectoria que lo avala, y que ahora se aplica a la electrónica impresa de la mano de CETEMMSA. El adjunto a la presidencia de CETEMMSA, Josep Lluís Checa, ha indicado que “en los productos y los servicios hay un gran campo de aplicación de la electrónica impresa”, de forma que se abren oportunidades para los emprendedores y para las empresas que  quieran apostar por esta tecnologia. A los dos colectivos va dirigido el programa, que desde ahora hasta el 22 de noviembre abre el plazo para evaluar los proyectos que quieran optar a participar. El emprendedor Xavier Verdaguer, que ha impulsado varios proyectos en este ámbito en los Estados Unidos y en Cataluña, ha avalado las posibilidades del programa para los emprendedores que lo aprovechen, mientras que por parte de ACC1Ó, Oriol Alcoba ha cerrado el acto indicando que el Innoemprèn puede ayudar a crear proyectos sólidos por el entorno cooperativo y por el asesoramiento que proporciona.
 
Josep Lluis Checa ha  explicado con ejemplos como la electrónica impresa abre un gran abanico de posibilidades para nuevos emprendedores: papeles de pared y elementos arquitectónicos y decorativos con luz impresa incorporada; sistemas de sensorización (temperatura, oxígeno, gases, constantes vitales,...) para indumentaria de cuerpos de seguridad en situaciones de riesgo; o tatuajes efímeros en la piel con tintas electrónicas para almacenar información como, en el campo de la salud, el historial médico del paciente o la medicación que tiene que tomar.
 
Las fases del programa
 
Los participantes en el ”InnoEmprèn PRINTED Electronics” serán tutelados durante 7 meses hasta que arranque su negocio. Los profesionales de CETEMMSA y del TecnoCampus acompañarán el emprendedor desde la fase inicial, hasta la creación del prototipo y la conexión  con la cadena industrial. El programa también ofrecerá al emprendedor formación, consultoría, acceso a la financiación, a la internacionalización y, si lo desea,  al alojamiento de la empresa en el parque tecnológico.
 
“InnoEmprèn PRINTED Electronics”es el único programa de acompañamiento de emprendedores en el campo de la electrónica impresa, y tutela desde la idea hasta que esta se materializa en una empresa. Este acompañamiento incluye tanto la vertiente de negocio como la tecnológica.
 
El futuro de la Electrónica Impresa
 
La electrónica impresa es la alternativa a la electrónica de silicio tradicional. Consiste a imprimir, sobre superficies planas, tintas que convierten estas superficies (textiles, plásticos, papeles, films poliméricos, etc.) en inteligentes, dotándolas de nuevas  utilidades en muchos sectores económicos: salud y bienestar, automoción y transporte, deporte profesional, seguridad y protección, packaging, arquitectura y construcción, y textil técnico, entre otros.
 
Algunos estudios apuntan que en 2020 la electrónica impresa formará parte de nuestras vidas con productos como la piel electrónica, tejidos y órganos electrónicos o elementos arquitectónicos que responden a estímulos externos. Y ya en 2030 tendremos alimentos digitales y se utilizara regularmente en la aviación espacial comercial, gracias al uso de los printed electrónicos en diferentes sectores.
 
La industria de los printed electronics llegará a tener un volumen de ventas de 60 billones de euros el 2020. El objetivo es flexibilizar la electrónica, mediante la impresión de los diferentes componentes: sensores, circuitos, baterías o leds, entre otros.