El Ayuntamiento, TecnoCampus y tres escuelas de Mataró se unen para acercar la economía social a los más jóvenes

El Ayuntamiento de Mataró, el TecnoCampus y tres escuelas de la ciudad han organizado lo primero Campo de innovación social, una iniciativa para trabajar la economía social y sostenible de manera colaborativa con los más jóvenes. Han participado cerca de cien estudiantes de la Escola GEM, las Escola Pia Santa Anna y el Institut Thos i Codina, que han elaborado propuestas para abordar retos de ciudad del Pla Estratégico Mataró 2022 vinculados a los tejidos inteligentes, la integración del marco a la ciudad, un nuevo modelo de puerto urbano y el turismo.

El pasado viernes 25 de enero los estudiantes, divididos en grupos, presentaron, en un acto celebrado en TecnoCampus, los proyectos ante un jurado, formado por miembros del Ayuntamiento, el TecnoCampus, las escuelas y Servei Solidari, entidad que impulsa el Campo de innovación en el marco del proyecto "Claim the future". El equipo ganador viajará hasta Lituania para participar en otra actividad vinculada a la economía social con jóvenes de otros países.

Durante el mes que ha durado el proyecto, y después de visitar diferentes cooperativas de Mataró, los alumnos de secundaria y bachillerato han contado con el apoyo de estudiantes del TecnoCampus, que ha colaborado como mentores. Sus funciones han estado conducir las dinámicas y asegurarse que los equipos desarrollaban el proyecto en clave de economía social. “Ha sido una experiencia intensa y muy enriquecedora, y una tarea esencial ha estado motivar los estudiantes para querer el proyecto”, afirma la universitaria Sara Atienza. La participación del TecnoCampus en el proyecto se ha vehiculado a través del Servicio para la Calidad, Aprendizaje e Innovación y los responsables del itinerario emprendedor de la Escuela Superior de Ciencias Sociales y de la Empresa.

Iniciativas como esta se enmarcan en el despliegue del Pla Estratégico 2022 del TecnoCampus en cuanto a trabajar en iniciativas conjuntas con el Ayuntamiento y los diferentes agentes sociales y económicos del territorio para ser un motor de iniciativas y proyectos de ciudad. Carme Rovira, responsable de la Unidad de Innovación Educativa del Servicio para la Calidad, Aprendizaje e Innovación del TecnoCampus, considera que esta iniciativa refuerza la colaboración de instituciones y entidades educativas para conseguir sumar perspectivas diferentes en un marco de propuestas compartidas: “Ya no se aprende sólo en las aulas, ni a través de clases virtuales, sino de lo que se hace y cómo lo hagamos, y esto implica estar en un ecosistema de aprendizaje donde diferentes actores sumen”. En este sentido, el TecnoCampus ya se implicó el 2017 en la organización de una iniciativa impulsada por el Departamento de Economía de la Generalitat y el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información que pretendía afrontar colectivamente y de manera efectiva retos económicos y sociales que requieren respuestas complejas.