Una conferencia sobre infraestructuras del catedrático Germà Bel inaugura el curso académico en el TecnoCampus

El TecnoCampus ha inaugurado hoy el curso académico 2013/2014 con una conferencia sobre infraestructuras del catedrático de la Universitat de Barcelona Germà Bel. El auditorio se ha llenado completamente con la asistencia del personal docente e investigador, personal de administración y servicios, representantes de empresarios e instituciones, de las universidades catalanas y de autoridades políticas, entre las que había alcaldes de la comarca, diputados y una senadora en las Cortes.

El alcalde de Mataró, Joan Mora, ha presidido el acto y  ha hecho la clausura, en la que ha hecho un repaso de los orígenes del TecnoCampus, que ha situado en el plan director que en los años 90 permitió imaginar un nuevo campus a partir de los centros universitarios que  había en la ciudad. “Aquella ambición nos permitió avanzarnos a cambios que han venido después, y es el esfuerzo de mucha gente durante muchos años el que nos ha llevado a este proyecto”, ha apuntado Mora, que ha añadido que si bien el Ayuntamiento de la ciudad ha sido el principal impulsor del parque, también ha contado con la implicación del Consell Comarcal del Maresme. El alcalde ha señalado que “el TecnoCampus es necesario para Mataró” y muestra que “la ciudad suma en el conjunto del país”. Mora también agradeció la implicación de la Universitat Politècnica de Catalunya y la Universitat Pompeu Fabra por haber "creído en la viabilidad del proyecto universitario de Mataró”. Las dos universidades han sido representadas en el acto por el secretario general de la UPF, Pelegrí Viader, y el vicerrector de Formación Permanente de la Universitat Politècnica de Catalunya, Joan Majó.

En la lección inaugural, el catedrático de la Universitat de Barcelona Germà Bel ha destacado que los buenos resultados del TecnoCampus muestran que “en Cataluña no  sobran universidades”. El presidente de la Fundación TecnoCampus, Miquel Rey, ha puesto cifras a estos buenos resultados, y ha  destacado el crecimiento anual del 20% en el número de estudiantes matriculados desde la inauguración del parque, el 2010. El director general del parque, Jaume Teodoro, ha desglosado los retos que tiene planteados la institución, como la adscripción única de todos sus estudios a la Universitat Pompeu Fabra,  mientras que el director general de Investigación de la Generalitat, Josep Martorell, ha apuntado que la flexibilidad del modelo de gobierno del TecnoCampus facilita la toma de decisiones y la adaptación a las necesidades cambiantes del entorno.

La lección inaugural de Germà Bel se ha centrado en el diseño de las infraestructuras, y ha evocado “La riqueza de las naciones” de Adam Smith para recordar que “la oferta ya no condiciona la demanda, esto es una mentalidad obsoleta, de forma que las grandes obras se tienen que hacer porque la actividad comercial lo requiere”, es decir, porque acabarán repercutiendo en positivo en forma de crecimiento económico que ayude a pagarlas. Ha indicado, en este sentido que las autopistas radiales de Madrid son un ejemplo de mala planificación, así como el aeropuerto de Lleida. Sobre la gestión de las infraestructuras, ha apostado por la descentralización para que cada territorio pueda sacar el máximo rendimiento de las suyas.