El economista Miquel Puig abre el curso al Tecnocampus reclamando más esfuerzo en investigación

El curso universitario 2015/2016 quedó ayer inaugurado de manera oficial con un acto en el cual el economista Miquel Puig fue el encargado de pronunciar la lección inaugural. Puig remarcó que hace falta un mayor esfuerzo público y privado en investigación y transferencia de conocimiento. “A pesar de esto, estamos en el buen camino porque tenemos las cosas claras; el TecnoCampus es un ejemplo”, apuntó. El conferenciante añadió que sin estas apuestas será difícil incrementar la productividad, que situó como la clave para el mantenimiento de elementos fundamentales del estado del bienestar, como el sistema público de pensiones.

Durante el acto de inicio de curso, se proyectó un resumen audiovisual del curso pasado elaborado por M1TV. El director general del TecnoCampus, Jaume Teodoro, insistió en las buenas cifras tanto de ocupación de los espacios empresariales como de alumnos matriculados en los centros universitarios del parque, adscritos en la Universitat Pompeu Fabra. Teodoro señaló que el curso actual, con cerca de 3.000 estudiantes matriculados en los 11 grados y cuatro dobles titulaciones de grado que se imparten, representan el logro de objetivos. Aseguró también que la internacionalización es uno de los principales retos de los próximos años.

Por su parte, el presidente del TecnoCampus, Miquel Rey, explicó que el “Distrito TecnoCampus” es el proyecto de futuro que permitirá aumentar la conexión entre el parque y el tejido productivo de su entorno. Finalmente el alcalde, David Bote, cerró el acto indicando que el TecnoCampus fue la apuesta de la ciudad en un momento de retroceso de los sectores tradicionales como el textil. “El espíritu de colaboración entre administraciones y el esfuerzo colectivo hizo posible el *TecnoCampus, que ahora tiene que servir para ratificar la apuesta por nuevos sectores productivos”, concluyó.