Cinco emprendedores tecnológicos ponen en marcha proyectos basados en productos inteligentes y electrónica impresa

El parque TecnoCampus Mataró-Maresme y el centro tecnológico CETEMMSA, especializado en electrónica impresa (Printed Electronics), han presentado hoy los cinco proyectos seleccionados del programa “InnoEmprèn PRINTED Electronics”, diseñado para promover el emprendimiento en este ámbito. Una de las características distintivas del programa es que plantea un enfoque industrial, es decir, todas las propuestas tendrán que encontrar las soluciones de producción en serie del producto y el partner para llevar a cabo la fabricación.

Los emprendedores escogidos en el ”InnoEmprèn PRINTED Electronics” serán tutelados durante 7 meses hasta que arranque su negocio. Los profesionales de CETEMMSA y del TecnoCampus acompañarán el emprendedor desde la fase inicial, hasta la creación del prototipo y la conexión con la cadena industrial. El programa también ofrecerá a la emprendedor formación, consultoría, acceso a la financiación, a la internacionalización y, si lo desea, alojamiento de la empresa en el parque tecnológico.

Los cinco proyectos seleccionados son los siguientes:

-Express Coherence: La emprendedora Isabel Martínez propone desarrollar una pulsera que transforma el estrés en un estado de calma de manera fácil, rápida y científicamente validada. La pulsera será de tejido o de plástico con una pantalla flexible y un sensor que detecta el ritmo cardíaco, que será transformado en un estímulo visual y auditivo. Es una pulsera de biofeedback de coherencia cardíaca para lograr un estado óptimo, en el que el corazón, la mente y las emociones funcionan en equilibrio y sintonía.

-Fit&Sit: Proyecto presentado por Ruth Turró y Òscar Alsina. Se trata de desarrollar ropa de vestir con tejidos inteligentes para personas con movilidad reducida, especialmente las que van en silla de ruedas. El tejido permitiría aumentar la autoestima fomentando la autonomía sin renunciar a la moda. Incorporaría sensores de la temperatura o de los movimientos, entre otros

-Electronic Marking Pen: Propuesta de Joan Santamaria y Ernest Rabassa. Plantean hacer rotuladores con tinta inteligente que responde a estímulos como luz, calor, etc. Se usaría para aplicarla sobre tejidos, lonas, papeles o plásticos. Los usos pueden ser publicitarios, de seguridad o de confort.

-'Castells' humanos con ropa inteligente. La idea de Josep Lluís Vendrell representaría toda una revolución en la indumentaria del mundo de los 'castellers'. La innovación permitiría equiparlos con ropa monitoritzada, para medir altura, temperatura, ritmos cardíacos etc. Además, permitiría visualizar de manera mucho más atractiva el proceso de levantar un castillo, con la ventaja que, por ejemplo en las retransmisiones televisivas, los castillos ganarían en espectacularidad. Este equipamiento se podría aplicar a otras disciplinas deportivas.

-EssLight: Farolas inteligentes para eficiencia energética. Xavier Espriu y Marc Triadó plantean desarrollar una farola que regule el flujo lumínico de forma que sólo se encienda cuando sea necesario gracias a unos sensores desarrollados con electrónica impresa que detectan los movimientos de las personas.


El futuro de la Electrónica Impresa

La electrónica impresa es la alternativa a la electrónica de silicio tradicional. Consiste en imprimir, sobre superficies planas, tintas que convierten estas superficies (textiles, plásticos, papeles, films poliméricos, etc) en intelligentes, dotándolas de nuevas utilidades en muchos sectores económicos: salud y bienestar, automoción y transporte, deporte profesional, seguridad y protección, packaging, arquitectura y construcción, y textil técnico, entre otros.

Algunos estudios apuntan que en 2020 la electrónica impresa formará parte de nuestras vidas con productos como la piel electrónica, tejidos y órganos electrónicos o elementos arquitectónicos que responden a estímulos externos. Y ya en 2030 tendremos alimentos digitales y utilizaremos regularmente la aviación espacial comercial, gracias al uso de los printed electrónicos en diferentes sectores.
La industria de los “Printed Electrónicos” llegará a tener un volumen de ventas de 60 billones de euros en el 2020. El objetivo es flexibilizar la electrónica, mediante la impresión de los diferentes componentes: sensores, circuitos, baterías o leds, entre otros.