La Escuela de Inversores del TecnoCampus arranca con 12 participantes

La Escuela de Inversores del TecnoCampus ha arrancado en el TecnoCampus con doce inscritos, de perfiles diferentes; algunos de ellos han hecho las primeras inversiones pero quieren conocer más a fondo los procesos de la inversión privada; otros son potenciales inversores (directivos, empresarios o gente con capacidad financiera).

El primer día se trataron los módulos 1 (ecosistema de financiación) y 2 (detección de oportunidades).
En el primero, con Marc Lloveras, director de IFEM del grupo ICF, y el segundo, con Pere Mayol, investment advisor e inversor en start-ups cómo waki.tv, Wallapop y Goldemar Solution, entre otros.

Los dos coincidieron en la importancia de coinvertir con otros inversores para facilitar el acceso a buenas operaciones y poder diversificar su capital y riesgo. Como puntos claves a considerar a la hora de analizar una inversión u oportunidad, destacaron el potencial de modelo de negocio, el crecimiento escalable y la capacidad del equipo emprendedor para desarrollar el negocio de manera rápida. También hicieron énfasis en la necesidad de planificar la salida de la empresa participada

Con la Escuela de Inversores, Tecnocampus ha dado un paso adelante en la consolidación del Club de Inversión (en la imagen) ofreciendo una formación más especializada y completa sobre los procesos de inversión privada en empresas jóvenes para ayudar a que los potenciales inversores cierren su primera inversión con más probabilidades de éxito.