El estudiante Miquel Giménez gana los Premios Enginyers BCN con un candado inteligente para motocicletas

El estudiante Miquel Giménez, que estudia la Simulteneïdad en Ingeniería Mecánica y Electrónica Industrial y Automática en la Escuela Superior Politécnica, ha ganado los premios Enginyers BCN con el proyecto “Thumblock”, un candado biométrico inteligente para motocicletas que funciona con huella dactilar. El premio, que se entregó el pasado viernes 28 de junio, está dotado de 1.000 euros y lo otorga el Col·legi d’Enginyers Graduats i Enginyers Tècnics Industrials de Barcelona.

Actualmente Barcelona es la ciudad europea donde se producen más robos de bicicletas, es por eso que un producto como este es potente no sólo desde un punto de vista técnico, sino que también tiene en cuenta el impacto económico y medioambiental. En este sentido, se pretende diseñar también un modelo de negocio asociado al producto que sea escalable y que aplique las tecnologías derivadas de la cuarta revolución industrial o Industria 4.0.

El profesor Julian Horrillo, coordinador de los grados en Ingeniería Industrial y tutor del proyecto, apunta que el Trabajo Final de Grado se enmarca dentro de la actividad del Grupo de Investigación en Energías Renovables, Sostenibilidad, Eficiencia Energética e Innovación Tecnológica Industrial (GRESIT), especialmente la vinculada a la fabricación inteligente y la innovación industrial. “Es un proyecto con un potencial real de mercado muy importante que no sólo cumple con la parte técnica, sino que incorpora un plan de negocio completo”, añade.

El objetivo de los Premios Enginyers BCN, que este año llegan a la 18a edición, es distinguir los mejores proyectos en todos los ámbitos de la ingeniería industrial y, a la vez, fomentar los valores indispensables para la excelencia de un proyecto, como por ejemplo la calidad, la innovación, la sostenibilidad y la adecuación a la normativa.