Un estudiante del TecnoCampus gana el premio UPF Emprèn con un proyecto sobre tecnología biométrica

Thumblock”, el primer candado para motocicletas que funciona con la huella dactilar, ha ganado en la modalidad Idea la décima edición de los premios UPF Emprèn a la Iniciativa y a la Capacidad Empresarial, convocados por el Consejo Social de la Universidad Pompeu Fabra. El autor del proyecto es Miquel Giménez, estudiante de la Simultaneidad de Ingeniería Mecánica y Electrónica Industrial y Automática, que desarrolló el proyecto en un programa de emprendeduría impulsado desde el TecnoCampus.

Giménez recogió el premio, un cheque de 10.000 euros para financiar el proyecto, en un acto celebrado ayer al campus de la Ciutadella de la UPF. El acto lo presidieron Jaume Casals, rector de la UPF; Núria Basi, presidenta del Consejo Social de la Universidad, y Sònia Mulero, directora adjunta de la Fundación Banco Sabadell, entidad que colabora con la modalidad Idea.

El proyecto “Thumblock”, del que ya se ha creado un primer prototipo, consiste en un candado biométrico inteligente para motocicletas, que funciona con la huella dactilar para que sea más cómodo y seguro para el usuario. El otro proyecte finalista de la modalidad Idea ha sido C.O.R.E, liderado por John Enrique Correa, estudiando del Máster Universitario en Emprendendimiento e Innovación del TecnoCampus. Correa ha diseñado una herramienta mecànico-robótica que ofrece más seguridad en las tareas de neutralización de minas antipersones y de descontaminación de explosivos en áreas afectadas por conflictos bélicos.

A partir de ahora, el objetivo de ambos estudiantes es seguir trabajando en la viabilidad de sus respectivos proyectos para sacarlos al mercado. “Emprender es un proceso que se tiene que hacer sin prisa y con astucia”, señala Correa. En el caso de Giménez, su idea es acabar de perfilar el tema de las telecomunicaciones mediante el uso de la Internet of Things. “Al ser un producto de seguridad para motos, tengo que lanzarlo al mercado cuando tenga las máximas garantías que el candado funciona al cien por ciento”, concluye.

Este es el tercer año consecutivo que un estudiante del TecnoCampus gana el premio UPF Emprèn. En la edición 2017 de UPF Emprèn han participado un total de 29 propuestas (seis más que en la edición anterior), sumando las dos modalidades, cada una de las cuales ha contado con un jurado diferente, formado por personas de reconocido prestigio académico, social, empresarial. Desde el 2008, estos galardones buscan incentivar la cultura emprendedora entre los jóvenes estudiantes, graduados y posgraduados de la UPF y de centros del Grupo UPF, así como reforzar la relación entre la innovación universitaria y el tejido productivo.