Se firman los convenios de prácticas de estudiantes del Grado en Diseño y Producción de Videojuegos

Este curso se han firmado los primeros convenios de cooperación educativa entre la Escuela Superior Politécnica y empresas del sector de los videojuegos con el objetivo que los estudiantes puedan empezar a hacer prácticas. A pesar de que todos los estudiantes del Grado en Diseño y Producción de Videojuegos del TecnoCampus pueden empezar las prácticas a partir de segundo curso, no es hasta tercero que se pueden realizar de manera curricular.

Laila Porto, estudiate de tercer curso, empezó el mes de octubre las prácticas en TutoTOONS, una empresa destacada del mundo de los videojuegos. Se trata de una plataforma gratuita para diseñar tus propios juegos de móvil, que desde el 2008 ha creado más de 300 juegos casuales y educativos. Para Porto, estas prácticas son el primer contacto vivencial con el mundo laboral: “Es motivador que, aunque estés de prácticas, te incluyan en todas las reuniones y que desde el primer día te animen a dar tu ‘feedback’”. Además, considera que es una oportunidad para trabajar con diferentes diseñadores de videojuegos, no sólo de España sino también de otros lugares del mundo, como Lituania y Estados Unidos, por ejemplo.

Por otro lado, que los juegos que se crean desde TutoTOONS vayan destinados a un público que ni siquiera se había planteado involucrarse inicialmente, supone para Porto una “nueva experiencia todavía más enriquecedora”. Actualmente, los perfiles más buscados entre estudiantes del Grado de Diseño y Producción de Videojuegos son en el ámbito del diseño y, en menor grado, de la programación y el arte.

Conectar la universidad con el mundo profesional

Realizar prácticas durante los años de universidad da la oportunidad a los estudiantes de adquirir una experiencia profesional mientras realizan los estudios. Ester Bernadó, coordinadora del Grado en Diseño y Producción de Videojuegos, considera que es muy útil por el aprendizaje ya que permite al estudiante desarrollar competencias transversales más allá del entorno universitario. “Los estudiantes ven que aquello que se explica en las clases es real y que es la base del conocimiento para desarrollarse como profesionales”, añade Bernadó.

Cada vez son más las empresas que optan para incorporar un estudiante con prácticas, conscientes de la necesidad de establecer vínculos de colaboración entre la universidad y la empresa. Bernadó explica que cada vez llegan más peticiones de empresas de videojuegos que buscan estudiantes en prácticas. “A menudo es porque tienen una necesidad a cubrir, pero también porque quieren captar el talento joven, prepararlo y quedárselo”, concluye Bernadó.