FootballAim firma un acuerdo con el RCD Espanyol

FootballAim, empresa alojada en la incubadora del parque TecnoCampus, se define como una plataforma líder en gestión deportiva que permite diseñar, planificar y controlar todas las necesidades de un club de fútbol, sus entrenadores y jugadores.

La empresa cerró la semana pasada un acuerdo con el RCD Espanyol, donde se incluyen 35 licencias completas para el equipo durante las próximas cinco temporadas. El club también ha colaborado en el desarrollo del ámbito relacionado con la captación. Emilio Gomez, cofundador de la empresa, explica que la herramienta facilitará al club gestionar de una manera eficiente toda la información que se genera en el club: “Permitirá establecer un canal donde los entrenadores podrán recibir el feedback sobre los entrenamientos por parte de los coordinadores”. “Firmar este contrato significa dar más credibilidad al potencial del programa a la hora de presentarlo ante otros clubes profesionales”, añade Gomez.

Cambiar la manera de entender el fútbol
La empresa FootballAim está ubicada en la incubadora del parque tecnológico y empresarial del TecnoCampus desde hace aproximadamente un mes. Se trata de una compañía impulsada por cuatro jóvenes, Eric Boland, CEO y desarrollador; Emilio Gomez, cofundador y responsable del área de marketing y comunicación; Sergi Broto, cofundador y desarrollador; y Manel Martínez, director financiero. Gomez explica que la idea nació en 2013 en una oficina de un club de fútbol: “La idea surge de una necesidad que teníamos Eric Boland y yo como entrenadores en un club de fútbol base del Maresme”.

En cuanto al futuro de la empresa, Gomez explica que el principal objetivo es conseguir primero ser el programa líder en gestión deportiva en Catalunya, después en España, y continuar la expansión al resto del mundo. Pero, sobre todo, lo que quieren es cambiar la manera de entender el fútbol. “Queremos que FootballAim se convierte en una herramienta colaborativa entre los entrenadores, un lugar donde puedan interactuar e intercambiar conocimientos entre ellos”, concluye Gomez.