La primera edición del InnoEmprèn Universitario se acerca a la fase decisiva con muy buenos resultados

El programa Innoemprèn Universitario, una iniciativa de acompañamiento a proyectos liderados por estudiantes, se acerca a la fase final de la primera edición con muy buenos resultados en cuanto a la evolución de los proyectos. Gracias al aprendizaje hecho desde que empezó el programa, en abril, el 25% de los proyectos ya tienen prácticamente acabado su producto mínimo viable (PMV) y se están preparando para hacer la primera prueba real en el mercado. El resto de participantes están desarrollando el producto o acabando de contrastar sus hipótesis con el mercado.

InnoEmprèn es un programa de 3 meses de duración, en el que el área Universitaria y el área de  Empresa de Tecnocampus trabajan conjuntamente Se imparte fuera del currículum académico y  están participando de manera voluntaria 40 estudiantes, provenientes de los grados de Administración de empresas y Gestión de la Innovación, Marketing y Comunidades Digitales, Turismo y Gestión del Ocio y Medios Audiovisuales. Se  están trabajando 20 proyectos que tienen en común la inquietud emprendedora y las ganas de transformar la idea de negocio en una propuesta de valor para el mercado.

Uno de los objetivo conseguidos con este programa está siendo poner al alcance de este grupo de estudiantes emprendedores toda una serie de herramientas y conocimientos, impartidos por especialistas que los han ayudado ha reflexionar y madurar su idea a partir de  acercarse al mercado y así definir correctamente su modelo de negocio.

El 27 de junio todos los equipos harán la defensa de su proyecto ante un tribunal formado por el equipo de Tecnocampus, en el cual tendrán que demostrar el aprendizaje que han hecho, como les ha repercutido en su idea inicial y en el estado que se encuentran actualmente. Aquellos que se considere, que hayan hecho un proceso de maduración importante, pasarán a la siguiente etapa de preincubación, en el cual recibirán tutorització personalizada del equipo de emprenedimiento, que les proporcionará los componentes necesarios de los que carecen para crear la empresa. Al resto de proyectos, se los animará a seguir trabajando hasta lograr el grado de maduración necesario. El objetivo final es que a finales de año el 40% de los proyectos estén constituidos y operando en el mercado.