Marchar al extranjero es apostar por el futuro

“Una experiencia que te cambia totalmente como persona y también la manera que tenías de ver el mundo”, recuerda Elm Aubà sobre su vivencia Erasmus. Como estudiante del Grado en Ingeniería Mecánica, marchó hace dos años a Finlandia para acabar sus estudios y adquirir nuevas competencias útiles para el mundo laboral: “Marchar fuera te convierte en una persona más madura, abierta, social y con capacidad de trabajar en equipo y en un entorno internacional”. En los últimos años, la formación de los estudiantes y el aprendizaje al extranjero no es sólo una práctica cada vez más habitual entre la comunidad universitaria sino también un aspecto muy valorado en el mercado laboral.

Diplomada en turismo en el TecnoCampus, Claudia Tola trabaja actualmente como key account manager en la agencia de viajes Agoda en Bangkok (Tailandia) y considera que su paso por Alemania como estudiante fue clave para desarrollarse como profesional y llegar donde es ahora: “Realizar un Erasmus es muy enriquecedor, conoces gente de otras culturas, mejoras en los idiomas y, sobre todo, aprendes a creer más en tú mismo”. En este sentido, Claudia Tola opina que cuando marchas fuera es cuando realmente te das cuenta que vivimos “en un mundo cada vez más global donde es fundamental estar al día, mejorar tu nivel de inglés y relacionarse con gente de varias culturas”. Lucía Andrade, que marchó a Italia unos meses mientras estudiaba el Grado en Enfermería, también recomienda a los estudiantes no dudar en vivir una experiencia internacional ya que “no hay nada a perder pero sí mucho a ganar”. Actualmente trabaja como enfermera de atención primaria, y considera que esta experiencia internacional ha sido clave para su futuro profesional. Está satisfecha de haber aprovechado esta oportunidad que le ofrecieron desde el TecnoCampus: “Valoro positivamente la gestión que hicieron desde el Tecnocampus porque me facilitaron los trámites y me informaron de los temas que más me preocupaban antes de irme”.

En este momento, el TecnoCampus tiene firmados 95 convenios internacionales, a través de los cuales 80 estudiantes marcharán durante el curso 2016-2017 a hacer estancias en universidades de todo el mundo. Esta cifra representa un incremento del 56% respecto al curso pasado de alumnos que harán parte de los estudios en el extranjero, una apuesta por la internacionalización que año tras año crece en el TecnoCampus.

Becas On the Move para estudiar fuera de la UE

El 27 de mayo se hizo el acto de entrega de las becas On the Move, que dan la oportunidad a los estudiantes de vivir una estancia en universidades de todo el mundo. En total fueron diez los estudiantes que recibieron esta beca que cuenta con el apoyo de la Fundación Banco Sabadell. A diferencia de lo que pasa con los estudios en universidades europeas con las becas Erasmus +, en el caso de las universidades de fuera de la Unión Europea no hay un sistema de ayudas establecido. Las becas On The Move llenan este vacío y permiten a los estudiantes vivir una experiencia internacional en países fuera de la UE.
La segunda edición de estas becas permitirá a estudiantes de los tres centros universitarios del TecnoCampus hacer estancias en universidades de Chile, Brasil, México, Australia y los Estados Unidos, entre otros países.

Este artículo forma parte del tercer número de la Revista Alumni, puedes leer la publicación entera aquí.