El nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos se adapta a la economía digital y a las nuevas tecnologías

Una treintena de personas han participado en la sesión de esta mañana sobre el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, normativa que entrará en vigor a partir del 25 de mayo del 2018 y que obligará a todas las empresas a gestionar de una manera diferente los datos de carácter personal. Se trata de un reglamento que nace con el objetivo de garantizar los derechos a la privacitat a Internet y para impulsar la economía digital en Europa. La sesión, organizada desde el parque empresarial y tecnológico del TecnoCampus, ha ido a cargo de Paula García Rey, directora de calidad de la empresa PONS IP.

“La protección de datos ha ido en los últimos tiempos de la mano de la evolución de las nuevas tecnologías”, ha afirmado García Rey durante la sesión. En este sentido, algunos de las principales cambios son una nueva regulación sobre la elaboración de perfiles para evaluar determinados aspectos de una persona, la mejora de las brechas de seguridad y la incorporación los datos genéticos y biométricos a la lista de datos sensible, entre otros. “Las personas físicas tendrán que realitzar a partir de ahora una acción positiva para dar su consentimiento”, ha afirmado la directora de calidad de PONS IP. Esto significa que prácticas como el consentimiento tácito o los enunciados escritos en negativo no serán legalmente válidas.

El nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos también incluye algunas modificaciones en los ámbitos del derecho al olvido, la transparencia, la portabilidad de datos o la evolución del impacto, por ejemplo. En este sentido, García Rey ha explicado que la normativa pretende generar una “cultura de la proactividad” y fomentar “más conciencia sobre la importancia de la recogida y el tratamiento de los datos de carácter personal”. “La nueva legislación insta a las empresas a ser más claras a la hora de recoger los datos de carácter personal y a dar la información de una manera más clara y diversificada”, ha concluido la directora de calidad de PONS IP.