"Los mexicanos son muy buenos anfitriones y me hicieron sentir como en casa"

Mercè Masó es estudiante de la Doble titulación en Marketing y Comunidades Digitales y Administración de Empresas y Gestión de la Innovación del TecnoCampus y este curso ha marchado a estudiar fuera gracias al programa becas On The Move, otorgadas por la Fundación Banco Sabadell.

Este jueves 25 de mayo se hará la entrega de las becas On The Move para el curso 2017-2018, unas ayudas que da la Fundación Banco Sabadell por tercer año consecutivo. En esta entrevista, Masó nos explica los detalles de su estancia al Tecnológico de Monterrey, en México.

En un inicio, ¿Por qué decidiste irte a estudiar unos meses fuera?
Me considero una persona a quien le gusta descubrir mundo, así que no quería perder la oportunidad de poder estudiar unos meses fuera. Tenía ganas de vivir una aventura, tener una experiencia de crecimiento y superación personal fuera de mi zona de confort.

Te fuiste con una beca del programa On The Move. ¿Cómo describirías tu experiencia en el extranjero?
Es una etapa que me ha aportado muchísimas cosas positivas y he aprendido un montón. Cuando viajas a otro país aprendes a moverte, a abrirte con la gente, y sobre todo a ser más paciente y resolutivo. Se trata de una experiencia única que como estudiante tienes que aprovechar porque quizás sólo la vivirás una vez.

¿Qué es lo más te sorprendió más del país?
Lo que más me sorprendió de México fue su gente, ya que desde el primer día me sentí mucho acogida. La gente es encantadora, muy abierta y enseguida te invitan a salir con su grupo de amigos. Los mexicanos son muy buenos anfitriones y me hicieron sentir como si estuviera en casa.

Desde el punto de vista cultural, ¿Notaste muchas diferencias?
Seguramente en Europa somos más modernos en cuanto a la pluralidad de pensamiento e ideologías. Gran parte de la gente que vive en México es religiosa, y se nota. Otra gran diferencia es que les gusta llegar tarde, es decir, cuando has quedado con alguien tienes que tener claro que llegará casi treinta minutos después de la hora acordada!

¿Alguna anécdota?
¡Creo que las mejores anécdotas las vives cuando viajas! En uno de los primeros viajes, en Veracruz, conocimos una pareja de gente mayor muy simpática de Ciudad de México a la cola de un teatro. Al final, acabaron invitándonos a su casa en Ciudad de México y cuando fuimos, nos vinieron a buscar al aeropuerto y nos acogieron en su casa. Esto es una de las cosas que te regala viajar, que conoces gente que te acoge y que te explica historias de su país que no sabías.

¿Qué destacarías de la universidad donde estudiaste?
El ambiente estudiantil, es increíble. Quizás tienes clase sólo unas horas por la mañana, pero estás casi todo el día yaque hay muchas actividades para hacer. Hay muchos grupos de estudiantes, actividades deportivas de todo tipos, conferencias e incluso hay un gimnasio dentro del campus. Otro aspecto que destacaria es la conexión que existe con los ámbitos de la innovación y el emprendimiento. De hecho, ahora están desarrollando el Districto Tec, un proyecto para transformar los barrios y convertir Monterrey en una ciudad emprendedora.

¿Recomendarías a otros estudiantes irse a estudiar fuera?
¡Lo recomiendo totalmente! El TecnoCampus ofrece muchas posibilidades, y cada vez hay más convenios con otras universidades y puedes marchar a estudiar a países más interesantes. Mi consejo es irse a la aventura y ir a aquel lugar que más te guste, independientemente de lo que puedan opinar otros. Y para la gente que le guste viajar, aconsejo a visitar sin ninguna duda este país tan mágico cómo es México!