El TecnoCampus colabora en un proyecto para orientar a los alumnos de bachillerato en su futuro universitario

La estudiante de bachillerato Mireya Doukkali, de la escuela St. Paul’s School, realizó del 15 al 21 de junio una estancia en el TecnoCampus dentro del programa Work Experience. Se trata de un proyecto que impulsa la escuela St. Paul’s para orientar a los alumnos de primero de bachillerato a la hora de escoger estudios universitarios, a través de una semana de prácticas en una empresa o universidad.

En esta ocasión, Mireya participó en varias actividades relacionadas con el Grado en Diseño y Producción de Videojuegos, que imparte la Escuela Superior Politécnica, debido a su interés por el arte. En este sentido, y entre otras actividades, la estudiante asistió en una clase sobre psicología del usuario, tuvo la oportunidad de conversar con varios profesores del grado y participó en la “TecnoGames”, la muestra de trabajos creados por estudiantes de videojuegos. “Me interesa el ámbito artístico y valoro positivamente esta experiencia porque me ha ayudado a orientar mi carrera de futuro”, explica la alumna.

Cerca de cincuenta estudiantes han participado este curso en el Work Experience, que este año llega a su sexta edición. El coordinador de bachillerato de la St.Paul’s, Carlos Mínguez, explica que se trata de un proyecto muy consolidado a lugares como Gran Bretaña y Estados Unidos: “Es muy beneficioso para los estudiantes porque les permite tomar conciencia de las competencias y requerimientos necesarios en el mundo actual”. El proyecto forma parte del programa de orientación que se ofrece desde la escuela, que lo considera fundamental en el proceso educativo de los estudiantes. “Permite a los estudiantes vivir en primera persona una experiencia real en relación a sus opciones universitarias y laborales”, añade el coordinador.