El TecnoCampus promueve la movilidad internacional con prácticas en el extranjero

El Servicio de Carreras Profesionales del TecnoCampus organizó ayer miércoles 9 de marzo una sesión para hablar sobre las diferentes oportunidades y recursos para trabajar o hacer prácticas en el extranjero, charla en la cual participaron una cincuentena de estudiantes. El objetivo de la sesión era dar a conocer a los estudiantes y a los alumnos graduados el programa Erasmus prácticas, la Red Eures, el programa IAESTE y el voluntariado y las prácticas en cooperación internacional.

Por este motivo, en la mesa redonda participaron Sandra Sánchez, del Servicio de Carreras Profesionales; Meritxell Morera, de la consultora educacional Sabática que ofrece diferentes programas en el extranjero; Jose-Luis Gredilla, de la Red Eures y Sara Planells, del programa IAESTE del TecnoCampus. José Luis Gredilla, que también es técnico del Servicio de Ocupación de Cataluña, explicó que una experiencia en el extranjero "te permite adquirir una serie de competencias transversales difíciles de conseguir a aquí y, a la vez, supone una importante experiencia personal, te aporta mucha autonomía”. Atzarí Suriñach, estudiante que realizó prácticas en una multinacional en Bélgica, anima los estudiantes a participar de programas internacionales: “Recomiendo hacer prácticas en el extranjero porque ganas experiencia, te ayuda a espabilarte y te hace crecer mucho como persona”. En este sentido, Atzarí Suriñach considera que una estancia de este tipo sirve para mejorar tu currículum cuando buscas trabajo pero también para desarrollarte desde el punto de visto personal.

Esta sesión se enmarca dentro de la apuesta del TecnoCampus por la movilidad internacional de sus estudiantes y refuerza la idea que estas estancias al extranjero representan una parte esencial de la formación de los jóvenes, futuros profesionales, que tendrán que trabajar en un entorno global.