“La universidad te abre la mente como profesional”

Albert Salarich se graduó el curso pasado en Marketing y Comunidades Digitales en el TecnoCampus y en 2015 creó la empresa Visual Army de render de arquitectura a raíz de su Trabajo Final de Grau (TFG) de emprendedor, junto con Alex Azofra, arquitecto y diseñador. Con sede en Barcelona, la empresa se dedica a dar servicios de imagen a otros arquitectos y diseñadores.

En esta entrevista, Salarich explica cuáles han sido los principales retos de esta aventura emprendedora que empezó una tarde haciendo una cerveza en el barrio de Gràcia de Barcelona.

Empezasteis esta aventura emprendedora en 2015. ¿Cuáles son los principales retos que os habéis ido encontrando?
La verdad es que todo ha ido bastante poco a poco, pero básicamente destacaría tres retos: conocer el sector, era importante comprender el ámbito dentro del cual creábamos la empresa; el tiempo, gestionar el tiempo y la cantidad de horas que dedicábamos ya que los dos trabajamos en otros proyectos; y la financiación, a pesar de que no necesitábamos demasiado, la inversión inicial la hicimos con nuestros ahorros.

Como graduado en Marketing y Comunidades Digitales, ¿Cuáles son tus funciones dentro de la empresa?
Actualmente me encargo de toda la estrategia de marketing digital, SEO, SEM, creación y gestión de web (Wordpress), redes sociales y newsletters. También soy el responsable de la parte comercial, la gestión de clientes y de controlar que se siguen las pautas establecidas previamente en el TFG emprendedor.

Como experto en el ámbito del marketing y la comunicación digital y teniendo en cuenta tu paso por la universidad...¿Qué destacarías de todo aquello aprendido en el grado?
Lo que más me ha servido han sido los consejos, las maneras de entender el marketing y los conocimientos que me han transmitido los profesores. Ahora que he acabado, puedo decir que la universidad es la herramienta que te abre la mente como profesional, pero sólo depende de ti aprovecharla.

La empresa se dedica a dar servicios de imagen a otros arquitectos y diseñadores. ¿Cuáles es el aspecto diferencial de Visual Army?
Nuestras imágenes reflejan la esencia y el concepto del proyecto, y el objetivo es potenciar los puntos fuertes de cada proyecto. Nuestro servicio se basa en dos ejes principales: la calidad de las imágenes y la atención al cliente. Puede parecer un poco básico, pero después de hacer un análisis exhaustivo en mi TFG, puedo afirmar que son dos aspectos de gran valor.

¿Cuál es vuestro objetivo de cara al futuro?
A corto plazo, queremos seguir creciendo como empresa especializada en el sector de la arquitectura digital, fidelizar nuestros clientes y conseguir los objetivos de la estrategia empresarial que nos hemos planteado para este año. Por otro lado, nuestros objetivos a largo plazo son ser un referente dentro del sector de la arquitectura, y ayudar a profesionales y estudiantes de arquitectura a profesionalizar educativamente las imágenes de arquitectura digital.

Desde el TecnoCampus se intenta vincular el ámbito universitario al mundo laboral y al emprendimiento, sobre todo a través del campus emprendedor. ¿Consideras que es importante fomentar este tipo de conexiones? 
Es básico ya que gracias a acciones como estas las empresas pueden llegar al talento más joven y también establecer conexiones ellas y generar crecimiento económico que, a su vez, fomenta la creación de nuevos puestos de trabajo y la mejora de la sociedad.

A finales de junio se graduó una nueva promoción de estudiantes del TecnoCampus. ¿Algún consejo para enfrentarse con éxito al mundo laboral?
Lo que tenéis que saber es que cada persona tiene unas características y un perfil determinado, los mismos consejos no sirven siempre para todo el mundo. En este sentido, lo que necesitáis es experimentar, vivir experiencias personales y laborales y conocer cosas nuevas que os hagan ver nuevas oportunidades y maneras diferentes de hacer las cosas. Lo que sí que os diría es que todo lo que hacéis lo tenéis que hacer con la intención de mejorar las cosas. Aunque tengáis muchas decepciones, conseguir un éxito siempre valdrá la pena, sobre todo por el valor humano y el enriquecimiento personal.