Weekend Challenge: cuatro años acercando el emprendimiento a los jóvenes universitarios

Jordi Sánchez es estudiante de la Doble titulación en AdE y Gestión de la Innovación y Marketing y Comunidades Digitales y ha participado en las dos últimas ediciones del Weekend Challenge, un intenso fin de semana para fomentar el emprendimiento entre los universitarios. El curso pasado Jordi Sánchez (segundo empezando por la derecha en la fotografía) ganó una mención especial en el Weekend Challenge con el proyecto presentado por su equipo.

Como participante de la última edición... ¿Que es lo que valorarías del Weekend Challenge?
El más interesante es estar con gente de la universidad que no es con quien normalmente te relacionas, conocer gente de otros grados y cursos. A pesar de que la gran mayoría de participantes son del ámbito de administración de empresas y/o de marketing, hay mucha gente que no conoces. Si en el grupo tienes gente que tiene inquietudes o habilidades diferentes a la tuya, seguro que salen proyectos muy diferentes. Por otro lado, también están presentes los mentores, que te dan su punto de vista sobre el proyecto y su ayuda es realmente muy útil.

¿Cuál es exactamente la función del mentor?
Los mentores son gente del mundo del emprendimiento y de la empresa que básicamente te ayudan a plantearte cosas que seguramente no habías pensado, en parte debido al poco tiempo que tenemos. Das por hecho muchas cosas que los mentores te ayudan a ver que quizás no es del todo así... Seguramente no te dirán las respuestas, pero sí que te facilitan las preguntas que te tienes que plantear.

El Weekend Challenge apuesta por la metodología Learning by doing.
¿Qué destacarías de todo lo que has aprendido?

Participar va muy bien para coger una visión más general de todo lo que implica un proyecto. Si no has tenido mucho contacte con el mundo real, cuando participas por primera vez normalmente piensas que el 90% del proyecto es la idea, tener una buena idea. En el Weekend Challenge te das cuenta que la idea es importante, pero que quizás es sólo el 5% de todo el proyecto. Este es el cambio de chip que mucha gente hace cuando participa.

En la edición anterior, vuestro equipo recibió una mención especial por el proyecto TRANSSMART.
¿En que consistía exactamente?

Desarrollamos un dispositivo que se conectaba a todos los coches y motos que tienen unos diez o doce años. La idea era conectarlo para acceder a una aplicación móvil desde donde se controlara si te están robando el coche, donde has aparcado o cuando te tocan revisiones al mecánico, por ejemplo.

Ganar esta mención os permitió instalaros en la preincubadora del TecnoCampus...
A lo largo de las semanas, vimos que cada uno tenía diferentes prioridades y el proyecto no acabó prosperando. Aún así, fue a la preincubadora donde conocí los dos compañeros con quienes ahora estamos creando una Sociedad Limtiada (SL.), que en aquel momento ellos estaban trabajando en otro proyecto. En este sentido, nos conocimos a la preincubadora gracias a que participé en el Weekend Challenge.

Y finalmente, por qué recomendarías a los estudiantes participar en el Weekend Challenge del 5 y 6 de noviembre?
Sobre todo lo recomendaría a estudiantes de primero y de segundo porque es una manera de conocer gente en tu primer año. Además, hay un factor bastante importante, y es que los estudiantes que participan tienen unas inquietudes un poco diferentes de los que vienen de lunes a viernes y ya está. Aquí puedes conocer gente que tiene intereses similares a a los tuyos, y esto va muy bien. Estáis todos juntos en un fin de semana y tienes muchas oportunidades, aprovecharlas o no esto ya es cosa tuya.