El Weekend Challenge se consolida como punto de encuentro de universitarios y emprendedores

Unos sesenta estudiantes universitarios han participado este fin de semana en el Weekend Challenge, una iniciativa en la que estudiantes de varios estudios de grado han compartido ideas de negocio, han formado equipos, han ideado productos y han simulado negocios que se pueden acabar convirtiendo en empresas. Todo, en sólo tres días intensos de trabajo, en el que han contado con el apoyo de empresarios que han actuado como mentores. Este fin de semana de trabajo se cerró ayer domingo con los reconocimientos a los tres mejores proyectos de empresa presentados por los alumnos.

Es el segundo año que se lleva a cabo esta iniciativa, que se consolida como punto de encuentro para los estudiantes de los centros universitarios con vocación de, a la larga, crear una empresa. Además, este año han respondido al llamamiento universitarios otros centros catalanes, cosa que ha permitido crear equipos multidisciplinares que han sido asesorados por empresarios que han actuado como mentores. Elisava ha sido el centro universitario invitado en la edición de este año.

El Weekend Challenge sigue la metodología de aprender creando desarrollada por Startup Weekend, una iniciativa impulsada por la Kauffman Foundation en la que desde el 2007 han participado mes de 100.000 emprendedores de 108 países. En Mataró, este Weekend Challenge ha durado 54 horas y, entre otras colaboraciones, ha contado con talleres de creatividad y de técnicas de presentación de proyectos a cargo de Marcos Cuevas y José Pedro Tarango.

Como novedad de este año, Isabel Martínez, emprendedora del TecnoCampus, ayudó los participantes a controlar el estrés y las emociones con la técnica de monitorització de la frecuencia cardíaca (www.coherencia-cardiaca.com)

Los ganadores
El primer premio del Weekend Challenge 2014 lo ganaron los estudiantes Xavier Soldevila, Josep Maria Rodríguez, Javier Carmona, Tiphaine De Rouge y Carles Rub por el proyecto Fingerclik (perlas para la higiene personal). En segundo lugar quedó clasificado Dudum, un juego que permite actividades lúdicas comunes de niños con discapacitados y sin, presentado por Tatiana Heittier, Anna Ferrarons, Júlia Camprubí y Ester Casas. En cuanto al tercer lugar, correspondió a Robótica social, un proyecto de centro para la mejora social mediante herramientas de robótica dirigido a niños con autismo; en este caso, el proyecto lo presentaron Cynthia Osuna, Judith Mora, Montse Guiral, Francesc Roca y Sergi Bermejo.