Título propio de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) 

Fechas: del 19 de enero al 28 de julio de 2018
Duración: 20 ECTS / 200 horas 
Horario: viernes de 10 a 19h 
Lugar de realización: La Escuela Superior de Ciencias de la Salud / Centro de Simulación e Innovación en Salud y Prácticas en centros de referencia en el tratamiento de heridas de difícil cicatrización. 
Modalidad: presencial 
Orientación: profesionalizadora 
Idiomas: catalán y castellano
Plazas: 24 
Precio: 1.800€ (Posibilidad de inscripción por módulos (con excepción de los módulos V y VI) 

Preinscripción: hasta el 30 de noviembre de 2017.

Matrícula: del 11 al 22 de diciembre de 2017.

Información y asesoramiento técnico
Dra. Carme Rosell Moreno (crosell@tecnocampus.cat)
Coordinadora Académica del Postgrado 

Solicitud de información e inscripciones
Formación Permanente 
formaciopermanent@tecnocampus.cat 
Tel. (+34) 93 702 19 59 

Presentación 

Los profesionales de la salud se plantean en múltiples ocasiones la formación que han recibido como responsables del cuidado de pacientes con heridas crónicas. 

Es una cuestión que sigue preocupando porque, aunque es cierto que en los últimos años la actividad científica en este campo ha sido intensa y fructífera en todo el mundo, dependiendo de cada país, los resultados en la práctica clínica quizá no son los esperados. 

Tal como comentan algunos autores (como Beeckman, Defloor, Schoonhoven y Vanderwee, 2011) y como consecuencia de la actividad científica, disponemos de directrices para un mejor abordaje de estos pacientes, aunque a causa de actitudes negativas o posiblemente a un déficit de conocimientos, los profesionales no las siguen. 

Con el objetivo de mejorar la atención a los pacientes mediante una intervención formativa, otros autores como Qaddumi y Khawaldeh (2014) han comprobado que la falta de conocimientos es un problema habitual en la práctica clínica. Tras analizar los conocimientos de 194 enfermeros/as, concluyen que la experiencia profesional, los hábitos adquiridos e incluso, en algunos casos, la intuición son la causa de las praxis inadecuadas. 

Mejorar el nivel de conocimientos de los profesionales no debería ser un objetivo en sí mismo, el objetivo real es cómo incide directamente en la calidad de los cuidados de enfermería que reciben estos pacientes.  

Un ejemplo claro de lo comentado es observar que los conocimientos teóricamente adquiridos en las acciones formativas de prevención y tratamiento, especialmente en úlceras por presión (UPP) no se reflejan en los resultados de los diferentes estudios de prevalencia que se realizan periódicamente a nivel nacional (Soldevilla, 2007). Este desajuste entre la teoría y la práctica preocupa a los profesionales de la salud y les impulsa a buscar soluciones para esta "brecha" como comenta el Dr. J. Soldevilla. 

Esta patología se presenta con una incidencia variable según el tipo de herida crónica, aunque siempre es muy significativa en todos los niveles asistenciales. En la práctica de enfermería, los profesionales deberán tratar heridas crónicas con total seguridad, independientemente del servicio, área o especialidad en la que trabajen. 

Sorprenden los resultados de prevalencia obtenidos en países que consideramos del 1er mundo, como las que aporta la Secretaría de Asesoría Médica de Ontario (Canadá). La prevalencia en esta ciudad oscila entre el 22,1% en atención primaria y una media del 29,9% en hospitales de agudos. 

Son resultados muy superiores a los estándares previstos, basados en las evidencias que demuestran que, aplicando las medidas de prevención propuestas por las comunidades científicas, la prevalencia de las UPP no debería superar el 5%, tal como indicaba en su estudio Hibbs (1962). 

Shahin, Dassen y Halfens (2008), aportan cifras de prevalencia tan dispares como un 4% en Dinamarca y un 49 % en Alemania. Cabe destacar que la incidencia en estos dos países era de entre el 38% y el 24%. 

En otros estudios nacionales, los datos de los pacientes adultos ingresados en hospitales presentan los siguientes valores: pacientes ingresados en el momento de la recogida de datos 8170; pacientes con UPP en cualquier categoría 643. La prevalencia bruta es del 7,87% (IC 95% = 7,31-8,47%). La prevalencia media del hospital es de 11,28% (± 9,77). El 65,6% son nosocomiales. (Pancorbo , Hidalgo , García, Torra , Verdú , Soldevilla , 2013) 

El éxito en el abordaje de estos pacientes y sus heridas pasa por el total convencimiento e implicación en el caso. No es suficiente con querer hacerlo, hay que estar convencido y realizar un verdadero ejercicio de empatía con los pacientes y cuidadores y de asertividad con los profesionales de la salud implicados en el proceso. Parafraseando al Dr. Soldevilla (2007), el camino del éxito se basa en los conocimientos, el interés y la voluntad de enfermería. Los conocimientos están al alcance de cualquier persona que quiera adquirirlos, ¿el interés y la voluntad también? 

El éxito, por lo tanto, parece que está más bien en el aspecto cualitativo que en el cuantitativo, hay mucha actividad y muy variada pero ¿lo hacemos bien? 

En conclusión, los conocimientos son la base de la formación, pero no el único componente. Este es el valor añadido que quiere tener este posgrado, la formación en liderazgo. Profesionales con un alto nivel de conocimiento y motivación que les lleve a implementar y difundir dichos conocimientos. 

A quién se dirige 

  • Diplomados y graduados en Enfermería interesados en profundizar en el conocimiento de las heridas de difícil cicatrización, en la gestión y los cuidados de este problema de salud. 
  • Profesionales de la salud con posibilidad de acceder a puestos de liderazgo, como profesionales de referencia en diferentes instituciones y servicios. 
  • Otros profesionales del sector.

Salidas profesionales 

  • Enfermería asistencial en todos los niveles del sistema sanitario 
  • Responsable de unidades de heridas de difícil cicatrización (crónicas) 
  • Coordinadores de comisiones de heridas de difícil cicatrización
  • Liderazgo en el ámbito de las heridas de difícil cicatrización 

 

Organizado por: 

 

Con la colaboración de: