Hacer prácticas en el extranjero te permitirá darle un valor añadido muy importante a tu currículum, conocer nuevas formas de trabajar, entender la cultura de otro país y mejorar o aprender otro idioma. También te ayudará a poner en práctica tus conocimientos teóricos, podrás mejorar habilidades y competencias que has estado trabajando a lo largo de tus estudios, como son el trabajo en equipo, la resolución de problemas, habilidades interpersonales, etc...

Para hacer prácticas fuera de Europa o sin la beca Erasmus+ Prácticas, deberás tramitar un convenio de cooperación educativa, la única diferencia es que podrás hacer jornada completa durante todo el período y deberás contratar una serie de seguros extra que cubran tu periodo de prácticas en el extranjero.

Puedes encontrar información sobre los convenios de cooperación educativa aquí.