PRESENTACIÓN ÁMBITO DE INVESTIGACIÓN DEL GRUPO

El grupo GRACIS lleva muchos años trabajando en el ámbito del envejecimiento, la dependencia y las redes familiares. Debido a este trabajo se han desarrollado proyectos, estudios de investigación y tesis doctorales y más recientemente se ha creado la Cátedra De Envejecimiento y Calidad de Vida.

Este grupo formado por profesionales de la salud y del ámbito social que quiere profundizar en problemas muy prevalentes de nuestra sociedad y encontrar estrategias que nos ayuden a mejorar el estado de salud y la calidad de vida de las personas.

En España, la evolución de los principales parámetros demográficos lleva a la sociedad hacia un envejecimiento progresivo de la población. Se prevé que para 2060 las personas mayores de 65 años representarán el 30% de la población y que una de cada ocho personas tendrá 80 años o más. En cuanto a la proyección del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 2066 habrá más de 14 millones de personas mayores, el 34,6% de la población total llegará a los 41.068.643 habitantes. Por otro lado, la esperanza de vida al nacer llega ya a los 82,87 años, siendo en las mujeres en los 85,58 años y en los hombres en los 80,08 años. La esperanza de vida a los 65 años en España es del 21,5% y en Europa del 20% (INE 2017).

Este cambio importante en la estructura demográfica ejerce una gran presión sobre sistemas que promueven un envejecimiento saludable, por lo cual hay que encontrar respuestas que permitan mantener la calidad de vida y la independencia funcional, reduciendo la morbilidad y la dependencia. En este sentido, es importante encuadrar esta transición demográfica como un reto para los profesionales de la salud para las prácticas educativas que promuevan un envejecimiento activo y saludable.

El proceso de envejecimiento se asocia con el desarrollo de dolencias crónicas, el aumento progresivo de la dependencia y los cambios en las estructuras familiares y sociales. A pesar de que la asociación entre la edad y el estado de salud es muy variable entre la población mayor, la vejez es la etapa de la vida en que se hace más evidente el deterioro físico de las personas; Las discapacidades múltiples y los problemas relacionados con la salud biopsicosocial hacen que sea difícil vivir un envejecimiento positivo.

Ante este aumento de la esperanza de vida, el propósito de los profesionales de la salud es atrasar la aparición de estas dolencias y promover el envejecimiento saludable aumentando la esperanza de vida libre de discapacidad, promocionando la salud de las personas mayores para que puedan vivir con autonomía y aportando a la sociedad.

Por otro lado los profesionales de la salud y del ámbito social tenemos que ser innovadores a la hora de hacer un abordaje integral hacia las personas mayores y los recursos de los que disponemos. Actualmente, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) no solo afectan la forma en que la sociedad está organizada, sino también la manera en que las personas se relacionan, trabajan, se comunican, se comprenden e interactúan entre ellos.

La salud digital tiene muchos beneficios para incidir en el paciente, en la asistencia médica y en el sistema de salud. El paciente ofrece potencia, satisfacción y mejora de la atención estándar mínima, el acceso remoto, el bienestar individual, la conciencia y la resiliencia de la salud. Las TIC constituyen una herramienta innovadora, creativa y pedagógica que permite generar cambios en el proceso de prevención de dolencias y promoción de la salud y el conocimiento abre nuevas posibilidades en el desarrollo de estrategias educativas para pacientes con dolencias crónicas o con factores de riesgo.
Por este motivo, y teniendo en cuenta que el sistema sanitario se enfrenta a retos significativos tanto de incremento de la demanda de atención como de escasez de recursos disponibles, es necesario desarrollar y evaluar nuevas intervenciones y herramientas tecnológicas para garantizar una mejor calidad de vida para el paciente; y evolucionar hacia una mejor atención más eficiente y sostenible. Esta evolución se hace más relevante y pone en manifiesto la necesidad de cambiar métodos de trabajo en los entornos sanitarios, modelos de cura de la salud y la formación de estudiantes y profesionales de la salud utilizando los métodos de aprendizaje más innovadores.

Este grupo de investigación está directamente ligado con el Máster Universitario en Atención Integrada en la Cronicidad y el envejecimiento (MAICE) de la Universitat Pompeu Fabra y con la actividad que se desarrolla en el Centro de Simulación e Innovación en Salud de la ESCST.

 

Dra. E. Cabrera
Coordinadora Grupo GRACIS