Palobiofarma, empresa ubicada en el TecnoCampus, ha cerrado una ronda de inversión de siete millones de euros liderada por Inveready, mediante Inveready Biotech IV, la sociedad pública Sodena y el equipo promotor de la empresa.

La inversión irá destinada a finalizar tres ensayos clínicos de fase II en los que se estudia la eficacia de sus activos más avanzados, PBF-680 en pacientes con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, PBF-999 en pacientes con síndrome de Prader Willi y PBF -1129 en pacientes de cáncer de pulmón de célula no pequeña, que hasta ahora han logrado excelentes resultados. 

Adicionalmente, mediante esta operación, el fondo Fitalent, de la empresa NTT Data, sale del accionariado de la compañía. A esta nueva ronda de financiación, que podría completarse con 5 millones de euros adicionales del fondo de aceleración que gestiona el Consejo Europeo de Innovación (EIC Accelerator), junto con otras líneas de financiación pública, se suman los mismos partícipes que se materializaron en las fases iniciales de la compañía. Gracias al apoyo continuado de Inveready y Sodena, Palobiofarma se ha convertido en la “start up” con mayores desarrollos clínicos en España, financiados básicamente a través de acuerdos de licencia como el que la compañía firmó en 2015 con la multinacional suiza Novartis, que sirvió también para repartir dividendos significativos a los accionistas. 

Con esta nueva inyección de recursos, la compañía espera alcanzar nuevos acuerdos de licencia con sus activos en etapas de desarrollo más avanzadas, demostrada su eficacia clínica.


Anterior

Start-ups del TecnoCampus participan en los Open Innovation Challenges de diversas ferias internacionales

Siguiente

El profesor Eloi Serrano defiende una tesis doctoral sobre economía social