El Banco Rojo, situado en la plaza del TecnoCampus, representa una campaña de sensibilización hacia la violencia de género y feminicidio.

El Banco Rojo es un proyecto cultural y pacífico de prevención, información y sensibilización contra la violencia de género y el feminicidio. Su objetivo es hacer reflexionar a las personas que lo vean, una especie de toque de atención para seguir hablando cada día del año, no sólo el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de Violencia contra las Mujeres , y el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres.

Forma parte de una campaña de concienciación contra el maltrato hacia las mujeres que nació en 2016 en Italia por iniciativa de la activista Tina Magenta. La instalación de este banco en el TecnoCampus significa un gesto de denuncia contra la violencia constante que reciben las mujeres por todas partes, y quiere poner de relieve la atención que merecen todas las víctimas, así como realizar un llamamiento de protesta contra una plaga social que no cesa. Ha sido colocado en múltiples instituciones, no sólo las universitarias.

En Cataluña la UB y la UPF han colocado a varios bancos rojos. La UPF ha colocado uno en cada campus. El color rojo se asocia a la primera manifestación de mujeres contra el feminicidio que tuvo lugar en 2012 en Ciudad Juárez (México). En aquella ocasión, las manifestantes expusieron zapatos rojos para simbolizar a las víctimas de la violencia de género. Esta campaña ha tenido mucha repercusión especialmente en Italia y en Argentina, pero también en México, Austria, Australia, Ecuador, etc. El banco lleva escrita a frase "Cuando salga a la calle no quiero ser valiente, quiero ser libre", que fue elegida de entre varias propuestas por las miembros de la Comisión de Igualdad del TecnoCampus.

Galería de imágenes

Anterior

Los premios Creatic y Antena TrenLab reconocen siete iniciativas emprendedoras

Siguiente

Un grupo de 65 alumnos del TecnoCampus competirá en el Formula Student Spain 2024