Potenciar la visibilidad de las científicas, clave para despertar vocaciones entre las más jóvenes

Sonia Fernández-Vidal es física cuántica, escritora y una de las protagonistas de la exposición “Dones i tecnologia”, que se inauguró ayer por la tarde en la biblioteca Pompeu Fabra de Mataró con la presencia de esta científica mataronina. Se trata de una exposición itinerante sobre mujeres científicas y tecnológicas vinculadas a la ciudad de Mataró que se enmarca dentro del proyecto TecnoGirl, que tiene por objetivo poner en relieve el papel de las mujeres en los ámbitos de la ciencia y la tecnología y fomentar las vocaciones tecnológicas en chicas de entre 12 y 18 años.

El acto lo presidieron Sonia Fernández-Vidal; Ester Bernadó, directora de la Escuela Superior Politécnica del TecnoCampus; y Sílvia Sebastián, responsable de la Red Urbana de Bibliotecas de Mataró. Ester Bernadó destacó que desde TecnoCampus hay un gran interés para acercar la tecnología a las más jóvenes y hacer crecer el porcentaje de mujeres que escogen estudiar grados vinculados a las ingenierías: “Las mujeres tienen mucho a decir en los ámbitos tecnológico y científico, sin ellas el mundo pierde talento y, sobre todo, la oportunidad de crear proyectos con otra mirada”.

En esta misma línea, Sonia Ferández-Vidal remarcó durante la conferencia inaugural que las mujeres son unas heroínas silenciadas en el campo de la ciencia: “Estamos carecidos de roles femeninos en la ciencia no porque no existan, sino porque se han silenciado”. En este sentido, apuntó que es responsabilidad de todos incentivar que las mujeres tenga más visibilidad en proyectos líderes dentro de la ciencia y la tecnología: “No es que los países ricos inviertan en ciencia, sino que los países son más ricos por invertir en ciencia”, añadió. En cuanto al proyecto TecnoGirl, Fernández-Vidal considera que es clave promover las vocaciones tecnológicas en las primeras etapas escolares, ya que a menudo los factores decisivos para que una chica escoja ciencia o humanidades no se encuentran en secundaria, sino en primaria.

En este sentido, el proyecto prevé también talleres de tecnología y ciencia dirigidos a los estudiantes de los centros educativos de Mataró. Finalmente, la gran actividad del proyecto será una Hackathon, un acontecimiento creativo y formativo donde los participantes tienen que dar respuesta a un reto social de una manera práctica y mediante la tecnología. En este caso, se realizará una HackGirl junior dirigido a chicas con el reto social sobre gestión de residuos. El proyecto TecnoGirl es una iniciativa liderada por TecnoCampus, que tiene el apoyo tiene el apoyo del Ayuntamiento de Mataró, la Diputación de Barcelona, la Red de Bibliotecas Municipales y las bibliotecas de Mataró Pompeu Fabra i Antoni Comas.