TecnoCampus gradúa cerca de 250 estudiants en audiovisuales, videojuegos e ingenierías

Un total de 248 estudiantes de la Escuela Superior Politécnica se graduaron el pasado viernes 19 de julio al TecnoCampus acompañados de familiares, autoridades y el equipo docente en un acto, dividido en tres sesiones, celebrado en el Auditorio del TecnoCampus. Han finalizado sus estudios 132 estudiantes en Medios Audiovisuales, 38 en Diseño y Producción de Videojuegos, 23 en Ingeniería Electrónica Industrial y Automática, 35 más en Ingeniería Mecánica y 20 en Ingeniería Informática de Gestión y Sistemas de Información.

La directora de la Escuela Superior Politécnica, Ester Bernadó, destacó en el discurso de bienvenida que el ecosistema universidad, empresa y territorio hace de TecnoCampus un modelo educativo singular: “Todos los estudiantes sois cocreadors de este modelo, caracterizado por la proximidad al estudiante, a las empresas, por el sello emprendedor y por el vínculo con la Universidad Pompeu Fabra y la ciudad de Mataró”.
Tanto Ester Bernadó como el comisionado para la estrategia del Grupo UPF y patrón de la Fundación TecnoCampus Mataró-Maresme, Carles Ramió, coincidieron a señalar que la capacidad para adaptarse a los cambios y la ética profesional son aspectos claves para afrontar los cambios de futuro, marcados por la robótica, la revolución industrial o la inteligencia artificial. “Tenéis una enorme responsabilidad ética y moral para crear un discurso a la sociedad y para asegurar que vuestro trabajo aporte el máximo bienestar a la sociedad”, añadió Ramió.

Los padrinos de la promoción de este año han sido la profesora Anna Tarragó, en Medios Audiovisuales; Lidia Pitzalis, con una amplia experiencia en el sector de los videojuegos y fundadora de la firma de joyas sostenibles Collartz.com, en Diseño y Producción de Videojuegos; y el profesor Juan Garcia i Joaquin Álvarez, experto en desarrollo de soluciones digitales, procesos de innovación, y en diseño e implementación de ciudades inteligentes; en el caso de las Ingenierías. Todos apuntaron que para lograr el éxito profesional es indispensable cuidar las relaciones personales, ser humilde, no perder las ganas de aprender y sobre todo, utilizar este conocimiento para mejorar la calidad de vida de las personas. También se hizo un reconocimiento a los graduados con el mejor expediente académico: Adrià Luque, en Medios Audiovisuales; Ricard Perea, en Diseño y Producción de Videojuegos; Miquel Giménez, en Ingeniería Electrónica y Mecánica; y David Junquero, en Ingeniería Informática.

El director general del TecnoCampus, Josep Lluís Checa, fue el encargado de cerrar el último acto de graduación de la promoción 2019. En su discurso, Checa animó los graduados a no perder la curiosidad para aprender cosas nuevas, a cuestionarse el propio conocimiento y a no tener miedo a equivocarse y a asumir riesgos, ya que cada error es una oportunidad para aprender.